¿CÓMO ES UN DÍA EN NUESTRA CASA?

Nuestra vida contemplativa se divide en Oración, trabajo, estudio, recreación y vida comunitaria.

La contemplación de las cosas divinas y la unión asidua con Dios en la oración es nuestro primer y principal deber (CIC, Can. 663 § 1). Todo nuestro día está dirigido a  amar y a contemplar a Dios en todo lo que hacemos, sea rezando o trabajando, sea estudiando o recreándonos; el tiempo transcurre con el único fin de glorificarlo a Él, santificando las horas por medio de la gracia que de ÉL recibimos y de la entrega oblativa que hacemos de nuestra vida.

Vivimos por amor a la Iglesia. Recordamos las palabras de Juan Pablo II al dirigirse a las Comunidades de vida Contemplativa:

 «Os encomiendo la Iglesia, os encomiendo los hombres y el mundo. A vosotras, a vuestro “holocausto” me encomiendo yo mismo, Obispo de Roma. Estad conmigo, cercanas a mí, vosotras que estáis “en el corazón de la Iglesia”. Que en la vida de cada una se realice lo que fue programa de Santa Teresa del Niño Jesús: “en el corazón de la Iglesia seré amor”» (Discurso de Juan Pablo II a las religiosas de Roma. 10/11/1978)

¿Qué hacemos?

Vivimos la santa misa todos los días: ella es la raíz y la fuente de nuestra vida interior.hijas-sagrada-familia-santa-misa

Rezamos las siete horas litúrgicas: salmodiamos con el canto gregoriano, el cual es un bellísimo don que nos ha dado la Iglesia para alabar a Dios, por medio de él, se hace más solemne el rezo de la liturgia y se eleva el espíritu a la unión con Dios.hijas-sagrada-familia-liturgia-de-las-horas

Tenemos la adoración perpetua: tenemos horas de adoración Eucarística, en el día y en la noche. Una de ellas, es dedicada a la contemplación de la pasión, crucifixión y muerte de Jesús.hijas-del-la-sagrada-familia-adoracion

Rezamos el santo rosario: renovamos nuestra unión a María Santísima meditando con ella los misterios de la vida de Jesús.hijas-sagrada-familia-santo-rosario

Hacemos la lectio Divina: por medio de ella, aprendemos a imitar a la Virgen María que guardaba la palabra de Dios en su corazón. (Lc 2, 19)hijas-sagrada-familia-lectio-divina

Trabajamos: dedicamos parte de nuestro tiempo a realizar labores manuales y de casa.

Estudiamos: dedicamos parte de nuestro tiempo  para el estudio de la Palabra de Dios, de la tradición de los Padres, de los documentos del Magisterio, de la liturgia, de la espiritualidad y de la teología, como base doctrinal de la formación. (Verbi Sponsa, 22)

Hacemos todos los días horas de recreación: en los recreos, descansa nuestro cuerpo y el alma del trabajo hecho durante el día, recobrando fuerzas por medio de la alegría que vivimos en los juegos y en las actividades de sano esparcimiento. hijas-sagrada-familia-recreacion

HORARIO 

 4,55       Levantarse

5,30       Ángelus-Laudes

6,00       Lectura espiritual

6,30       Desayuno con lectura

7,00       Santo. Rosario

7,30       Santa. Misa- Acción de gracias (10’)

8,30       Lectio Divina

9,15       Fin

9,20       Tercia

9,35       Tiempo personal

10,00     Trabajos

11:30   manualidades

12,30     Fin

12,40     Ángelus, Examen de conciencia -Sexta

01,00     Almuerzo con lectura

01,20     Recreación

02,20     Fin- descanso

03,30     Fin

03,45     Nona

Adoración

04,45     Fin – Merienda

05,00     Clases– (Repostería, bordado. etc.)

06,05     Ángelus- Vísperas

Buenas noches

06,35     Cena con lectura

06,50     Recreación

07,50     Fin

08,00     Martirologio-Completas

Oficio de lecturas

09,00     Silencio mayor

Descanso

 

LOS DÍAS DOMINGOS Y SÁBADOS SE PROLONGA LA RECREACIÓN Y LOS DOMINGOS NO HACEMOS TRABAJO.

 

No se admiten más comentarios